Aventuras y desventuras de un salmantino errante

lunes, 18 de febrero de 2008

Propinas y demás

Aquí estoy, en el presidential day, otro festivo más en este país, trabajando en vez de disfrutar de un día más de asueto (un long weekend que dicen aquí por nuestro querido "puente"). El tema laboral se me despejará en las proximas semanas, el 1 de Abril se abren las solicitudes de los visados de trabajo y a estas alturas no se si me harán el papeleo. Creo que están jugando conmigo, pero ya se verá en las próximas semanas.

Bueno, ahora sobre lo que iba a escribir. El otro día tomando un café con varios amigos, una americana nos hablaba del tema de las propinas.

Si para un español ya es chocante ir a Inglaterra y que te añadan la propina (no recuerdo que porcentaje era, pero tampoco era muy alto), para los europeos en general, lo de este país es increíble.

En la mayoría de los bares y restaurantes tienes que dejar entre un 15 y un 20% de propina. Es decir, una comida normal de unos 20 dólares, te cuesta entre el 5 % de tasas (aquí el IVA no existe) y el 15-20 % de propina te cuesta en torno a un 25% más. Es decir, unos 24 dólares. Esos 4 dólares van para el camarero.

Es muy curioso, porque si estas en una mesa con varias personas (5 o 6 mínimo), lo consideran como una "fiesta" y entonces te ponen ellos directamente mínimo el 18% (gratuity que te dicen - menuda gratuidad).

Lo que es más chocante es en los sitios donde te toca dar propina. En los taxis (cerca de un 10%), en las manicuras (!), etc. Es bastante chocante darle tanta propina a un taxista (normalmente nosotros si nos han tratado excepcionalmente bien, les decimos que se queden con el cambio y ya está).

Cuando uno llega se pregunta el porqué de estas cosas. Y después de un tiempo he descubierto el porqué de está práctica. Uno asume que es porque ganan poco los camareros, pero la realidad es la siguiente. Casí en la mayoría de los sitios no ganan nada. El empleador le paga los impuestos para que ni pierda ni gane y el sueldo se lo tienen que hacer a base de propinas. Claro que nunca sabes si en el sitio no le pagan o si, así que siempre estas con la duda.

Esto en la teoría americana es bueno porque así los camareros son amables para que les den más propina. A mi particularmente no me han tratado excepcionalmente bien, si exceptuamos lo que en España sería una autentica tortura: los camareros constatemente te ostigan preguntandote "todo bien?", "quiere algo más de beber? (o de comer)". Básicamente en nuestra cultura eso es un mensaje claro (y en la suya también) y que es "si no consumes, vete". Incluso nos han llegado a tratar excepcionalmente mal en algún sitio, no atendiendonos en una hora o haciendonos mover de sitio sin razón aparente más que querían cerrar la zona de comer y haciendonos mover a la zona de barra, practicamente quitandonos el plato en las narices.

Y en esos momentos incluso no tienes la posibilidad de no dejarle propina, que con tentaciones se queda uno, ya que si lo haces, se quedan con tu cara y la próxima vez no te van a atender (o al menos eso dicen los americanos).

Como decía una americana que nos lo comentaba, lo que tenían que hacer era pagar a la gente de manera normal y que no tengamos que andar dando esas propinas astronómicas porque no sabemos si el bar es de los que paga o de los que no.

4 comentarios:

Carlos dijo...

Jeje... ¿has visto la peli Reservoir Dogs, de Tarantino? Fue su "opera prima", famosa por varias cosas, principalmente cierto baile un tanto macabro durante el cual uno de los personajes va cortando trocitos a otro, y también por el excelente diálogo que abre la película, que se produce entre 7 tíos que no se conocen de nada en unan cafetería. Y el diálogo va precisamente sobre este tema, las propinas a los camarerros en EEUU

Anthony dijo...

Ciertamente, nunca entenderé lo de las propinas. Debería ser un gesto de premio, al menos eso es lo que dice el sentido común.

Fernando dijo...

Hola, mi nombre es Fernando y te escribo desde el periódico DGratis de Salamanca. Me gustaría poder contactar contigo.

Un saludo y muchas gracias.

tyler durden dijo...

Fernando, mandame tu email