Aventuras y desventuras de un salmantino errante

martes, 10 de abril de 2007

La comida, el café y demás leches...

Como ha habido gente que me ha preguntado como va el tema de la comida en la oficina, me voy a extender un poco con esto.

La verdad es que siempre me han parecido curiosas las diferencias entre anglosajones y mediterraneos en cuanto se refiere a disfrutar de la comida en una mesa. Digamos que en general lo que suele generalizarse es que los anglosajones suelen comer rapido y en soledad, mientras los mediterraneos solemos comer más lento por el hecho de comer en grupo, charlar y algo que siempre me ha gustado, y es la sobremesa, es decir, la típica charleta después de comer, si es con un buen café, mejor.

Desde que estoy aquí solo puedo disfrutar eso en las cenas con mi pareja y cuando invitamos a la gran comunidad extranjera que ella conoce, generalmente latinos.

Cuando viví en Inglaterra siempre me pareció curioso en la residencia donde estuve eso de que los norteños cogieran su plato, lo calentaran y se fueran a comer a su habitación, mientras los de la latitudes más hacía el sur, nos quedabamos en la cocina comiendo y charlando.

Desde que estoy aquí, es mi norma a la hora de comer, bajo (estoy en un loft - un altillo dentro de la planta), cojo un plato y unos cubiertos, caliento la comida y me subo con mi comidita, que solemos hacer los fines de semana (o me suele hacer mi pareja :) hay que ser justos). Y como delante del portatil. La verdad es que algo bastante triste, pero es como son las cosas aquí. Yo aprovecho ese rato para charlar con la familia y con los amigos, responder algún correo, así me parece que estoy menos solo. La verdad es que echo de menos las charlitas después de comer en el trabajo.

Por otro lado, el tema del café, que me pregunta alguna gente. Tienen una cafetera gigante, y parece que usan buen café, pero como Alberto me comentaba, bastante aguachirri. Yo siempre he sido de cafe con leche, cortito de café, y aquí la proporción es la inversa, echo muy poquita leche y un tanque de café, el color es el mismo asi que haceros la idea de lo flojito que toman el café esta gente...Pero bueno eso me recuerda a los alemanes de mi antiguo proyecto europeo que después de tomar café en nuestra sede en Madrid decían que era muy fuerte (Strong Spanish coffee lo llamaban).

En cuanto a la organización, son bastante marciales. Tienen una nevera donde puedes poner tu comida, escribiendo tus iniciales para identificarlo. Cada semana le toca a uno revisar el material que hay y tirar lo que se va a caducar. Si se acaba la leche para el café, y tu eres el último en acabarla, te vas a la calle, y compras en la tienda de la esquina la leche, la empresa te lo pagará. Si no lo haces, habrá un correo a toda la empresa diciendo algo asi como: "Para el que ha terminado la leche y no ha ido a comprar el respuesto: te quiero". Muy sutil.

La última adquisición ha sido una nevera para las bebidas (soda como llaman a los refrescos aquí y cervezas y vino). La utilizan tanto para las multiples reuniones con clientes como para los empleados (eso si, después de las 4 es cuando empieza la "happy hour", no te tomes una birrita a mediodía, sodas cuando quieras). Eso si, te recuerdan continuamente que si coges una bebida, repongas de las cajas que tienen almacenadas. Todo muy marcial :)

Y nada, para finalizar en mi empresa tienen por costumbre el último viernes de cada mes organizar una "happy hour" en la oficina, invitan a bebida y comida, a eso de las 5 suelen ser. La última como era cambio de trimestre la hicieron en un bar donde había billares y dardos. Estuvo divertido, es una manera más de conocer a la gente con la que trabajas fuera del contexto habitual, y la verdad es que estoy esperando a ver cuando descubro algún mal rollito aunque sea pequeñito, porque no me puedo creer que esto sea Alicia en el país de las maravillas...La verdad es que la gente aparentemente se lleva muy bien...


3 comentarios:

sastra dijo...

Muchas gracias por esta entrada... ¡La esperábamos con impaciencia!

Y ahora, a seguir pidiendo: había oído que los estadounidenses eran superficiales en sus relaciones (evidentemente generalizar siempre es un error, así que del error partimos). Traído a España, también lo he oído de los andaluces, o más particularmente de los sevillanos: "te conocen hoy y mañana te pueden estar invitando a la boda de su hijo, pero a la hora de la verdad si te he visto no me acuerdo".

A ver si lo averiguas y nos lo cuentas próximamente.

Prefiero salir a las 14:30 el viernes y que la empresa se ahorre las copas :P

tyler durden dijo...

Pues yo prefiero hacer 40 horas y no 45 o más que hacía antes y sobre todo que las horas extras sirvan para cogerse días (pero literalmente no en el limbo teorico) :P

Alberto dijo...

Eso eso, a buscar tensiones entre los colleages, que queremos carnaza!!

Está muy bien lo de las horas extras... ¿te has montado ya algún road trip por allí?