Aventuras y desventuras de un salmantino errante

miércoles, 28 de febrero de 2007

Un dia en la seguridad social...

Y es que no se, afortunadamente no he tenido que ir mucho a ese sitio en España, pero aqui si que me ha tocado. Como todo lo que tiene que ver con el gobierno, en cualquier sitio suele ser igual: muy lento.

Después de un buen paseo desde la parada de metro, llegué a eso de la 1 y pico a la oficina de la seguridad Social, pensando que esa hora no habría tanto lio, cerraba la oficina a las 4. Total que entro, un amable chico de color me pregunta si puede ayudarme, me da un numero que pone que el tiempo estimado de espera es de una hora (detalle del que me di cuenta después de un rato al mirar el papel). Total que me siento y observó la sala, un cuadrado en una sala un poco "retro" o decrepita. Una serie de líneas de sillas de plastico de estas tan "cómodas" todas pegadas para aprovechar más el espacio (genial pienso, como aquí tienen el culo todos tan "pequeño" como yo)...me siento y observo a la gente. La mayoría de la gente es de color, escucho hablar castellano a dos personas a mi derecha y adivino más latinoamericanos aunque la mayoría de la gente es de color.

Empiezo a escuchar a la gente quejarse de lo mucho que tardan (la verdad que van a una velocidad pasmosamente lenta) y empiezan a oírse comentarios, gente que se ríe, porque una señora no para de quejarse, haciendo comentarios que a veces entiendo y a veces no, y es que el acento y las expresiones de la gente de color a veces se me hace díficil entenderles, no es el acento americano típico. Es más cantarín, espero que mi oído se vaya acostumbrado poco a poco. Total que en el rifi-rafe, el de seguridad se mete a constestar a la gente que no para de protestar, como diría mi ex-jefe, "para que te metes en esos charcos", enconó más a alguna gente si cabe...Una señora ya lo hizo tema de discriminación, que si tenían que cambiarle el color a su número, etc, etc, yo ya alucinando.

Después de pasada bien la hora esperada de atención un señor que había mi lado, se puso a quejarse de que no era normal que estuviera atendiendo sólo una persona a 30 personas, que era inaudito, como me reí eso debió de darle cuerda, y se puso a comentar más cosas, y al final terminó contandome su vida, que si no había estudiado porque su mujer se había quedado embarazada, que si toda su familia tenia estudios superiores, parecía que debía de ser Jamaicano. Un detalle un poco morboso era para que visualizeis al individuo, con gorrita de cuero pero sin visera, todo de negro y chupa de cuero, un diente totalmente torcido hacia adelante como si de un unirconio se tratará que daba un poco de grima y unas pocas monedas puestas en el hueco de la oreja!!

Total que la cosa desvarió y siguió contandome su vida, cuando de repente me cuenta que si una vez le paró la policia y tal...y me dice en inglés Have you ever been locked-up? Yo claro, ahi primero analizando, procesando la información, pensando...lock up, lock up, encerrado? joder! que dices tio...no, not at all! le respondo...Yo alucinaba en colorines...Luego se reía mi pareja diciendome, con la pinta que tienes de "chungo" normal que se pensará que podías ser perfectamente un ex-presidiario...

Al final entré después de 2 horas de espera, la chica muy amablemente me dijo que desafortunadamente el funcionario que tenía que teclear mi nombre en el sistema para registrar mi entrada en los EEUU no lo había hecho todavía, después de pasados los preceptivos 10 días para que fuera así, yo pensando mierda! 2 horas perdidas para nada, y son dos horas que tengo que recuperar en el trabajo...Menuda gracia. Mañana iré a la oficina de Baltimore que me dijo mi pareja que no está tan llena, al menos cuando fue ella...

Por cierto, os recomiendo Babel, que película...

9 comentarios:

sastra dijo...

Joe... con tanta persona de color, ese país debe ser un arcoiris.

¿O son todos del mismo color? Si son negros, pues son negros. A mí, aunque soy un poco rosita, me puedes llamar blanca.

http://www.diversidadjuvenil.org/si-words.html

La talibana.

Alberto dijo...

Buen ritmo llevas, cada vez está más interesante esto. Por lo visto anéctodas vas a tener por un tubo.

A ver si vuelve a aparecer el personaje de "El unicornio", creo que ha impactado en la audiencia ;)

Alberto dijo...

Oye, a ver si le metes un contador de visitas, creo que es bastante fácil, viene como unas opciones de administración, me consta que hay muchos lectores!

tyler durden dijo...

Ya se lo he puesto, gracias por la sugerencia

Manuel dijo...

Muy bueno el blog, acabo de descubrirlo. Te agrego a los favoritos para estar al dia de tus aventuras.

Chema dijo...

Acabo de descubrir tu blog. Muy interesane, un punto de vista diferente de EEUU, sobre todo viniendo de un compatriota.

Saludos desde el Mediterráneo.

Chema.

Carlos dijo...

Pues yo sí que he experimentado el gozo de hacer fila en la seguridad social en España, y quitando al unicornio y variando la composición étnica de los parroquianos, más o menos igual. Eso sí, las oficinas limpitas y modernas, que también se agradece.

Miguel dijo...

Yo pensaba que alli te hacían un seguro médico prácticamente con cualquier curro, y que la mayor parte de la gente va directamente a un centro privado
¿No te han hecho un seguro médico?

tyler durden dijo...

Pues si, a partir de ahora diré negro.

Miguel, es como en España, necesitas número de la Seguridad Social. Otra cosa es la tarjeta sanitaria. Claro que tengo seguro médico privado, pero hay que pagar como 10-15 dolares cada vez que vas.

Manuel, no caigo quien eres?